Insights

Por: José David Restrepo, Gerente General LHH Costa Rica y Guatemala

Hace algunas semanas me invitaron a un desayuno corporativo en la ciudad de Medellín – Colombia, para compartir con un grupo exclusivo de ejecutivos de Talento Humano de la ciudad, algunos puntos de vista sobre lo que hemos venido estudiando y aplicando de Movilidad de Talento en las organizaciones.

Decidí comenzar con una historia de un proyecto que ejecutamos con LHH Medellín en el año 2016. El reto era amplio, una herramienta de tecnología desplazaría a poco más de 100 profesionales de sus puestos de trabajo, dado que solo se requeriría el 20% de las personas para dar respuesta.

Luego de un proceso muy bien planeado, se lograron identificar las personas que deberían seguir en la posición por su capacidad adaptativa, su conocimiento técnico y habilidad para liderar el área en un futuro. La siguiente pregunta era, ¿qué hacer con los demás? A partir de un proceso expedito logramos identificar los intereses de carrera de cada uno de ellos y se establecieron 4 tipos de caminos:

  • Acompañar en el retiro para la jubilación a aquellos que por su edad y momento de
    vida les era de interés.
  • Entrenar otro grupo para que pudiera moverse de área a realizar funciones
    totalmente diferentes, logrando aprovechar su potencial, capacidad de aprendizaje
    y nivel de compromiso con la organización.
  • Fortalecer las habilidades de algunos de los que estaban, para realizar labores
    similares a las que hacían, pero en otra área de la organización donde se tenía un
    vacío de talento de estos perfiles.
  • Acompañar en elevar la empleabilidad a las personas que definitivamente no
    lograríamos reubicar en la organización, que al final se logró fuera solo el 15% de
    la población inicial.

Este ejemplo nos dio una mirada interesante para abrir la conversación y entender que la movilidad del talento va más allá de tener altos potenciales, planes de sucesión, ascensos, planes de carrera o intercambios, estas son buenas herramientas que pueden aportar en el proceso y que son fundamentales; sin embargo, la pregunta a resolver es “¿Cuál es el talento que vamos a requerir en el futuro cercano para cumplir con la estrategia de la organización?”

De acuerdo con el estudio de I4CP (Instituto de Productividad Corporativa), la movilidad del talento no solo es una estrategia efectiva para satisfacer las necesidades del negocio, sino que también puede impulsar la innovación, el compromiso de los colaboradores y la competitividad en el mercado al enfocarse en mantener, desarrollar, atraer y retirar el talento en función de las necesidades de la
organización, de manera coherente y responsable, con miradas amplias, identificando posibles sesgos y abriendo las puertas a diferentes formas de contar con el talento organizacional.

De acuerdo con el estudio, las empresas exitosas que han priorizado la movilidad del talento han logrado resultados significativos. aquellas organizaciones que fomentan la movilidad interna de sus empleados reportan una mayor agilidad para adaptarse a los cambios del mercado, una mayor retención de talento y una mayor satisfacción de los empleados. Por otro lado, las empresas que no han implementado estrategias efectivas de movilidad del talento enfrentan desafíos como la rotación no deseada del talento, falta de diversidad y puntos de vista diferentes, aproximaciones repetitivas y adicionalmente, denotan complejidad en los procesos de reclutamiento

Es importante anotar que, a pesar de los beneficios mencionados, muchas organizaciones se enfrentan a barreras significativas al intentar implementar estrategias de movilidad.

Algunas de las barreras comunes incluyen la falta de comprensión organizacional sobre la importancia de contar con el talento adecuado a futuro, la renuencia a incorporar elementos de diversidad y formas de pensamiento diferentes, la incapacidad de los líderes para entender que el talento debe beneficiar a la organización en general y no solo a un área específica, la falta de tiempo y presupuesto para capacitar a los empleados para nuevas oportunidades internas, y la falta de liderazgo y colaboración enfocada en la
movilidad del talento.

El estudio del i4cp revela que las empresas exitosas que han priorizado la movilidad del talento tienen un 30% más de probabilidades de retener a sus empleados clave y un 25% más de probabilidades de adaptarse rápidamente a las demandas cambiantes del mercado en comparación con aquellas que no han implementado estrategias efectivas de movilidad del talento. Además, las empresas exitosas informan niveles más altos de satisfacción y compromiso de los empleados, lo que se traduce en un ambiente laboral más productivo y colaborativo.

Al finalizar el evento y conversando con algunos de los colegas estrategas de HR, llegamos a la conclusión que la movilidad del talento es un término que resume muchas de las buenas prácticas que hemos implementado durante muchos años y que ha tomado amplia relevancia en los últimos tiempos ante la gran velocidad en que se están dando los cambios, los paradigmas de las nuevas generaciones y el reto de contar con el talento adecuado de manera efectiva. Así que la movilidad del talento es mucho más que una tendencia de recursos humanos; es una estrategia empresarial fundamental para el crecimiento y la innovación en la cual debemos poner una parte de nuestro esfuerzo y foco para realmente dar un aporte estratégico desde las áreas de talento humano a la organización.

Mapa del sitio

¿Quieres conocer más sobre nuestras soluciones?

Contáctanos

PQRS